Enfermedades y Plagas del Olivo

Enfermedades y Plagas del Olivo

El olivo es un árbol frutal y, como al resto de seres vivos, le atacan enfermedades y plagas. La presencia de plagas o de enfermedades puede suponer una drástica reducción en la producción final de aceite o, incluso, provocando la verticilosis del árbol.

Intentar evitar que alguna enfermedad o plaga ataque al olivo es tarea imposible, tanto técnica como económicamente. Sin embargo, sí que es crucial cuidar nuestros olivares, con métodos preventivos y con la enfermedad y plaga desarrollada.

Plagas del olivo

Las plagas más comunes del olivo son las siguientes:

Polilla del olivo (Prays oleae)

Esta plaga se produce por la picadura de un insecto y se desarrolla a lo largo de tres fases. La primera fase, la fase filófaga, se produce entre octubre y noviembre y se alimenta de las hojas del olivo, destruyendo los folios, yemas y brotes. La siguiente etapa se desarrolla en abril y se conoce como fase antófaga. En ella, el insecto se alimenta de las flores y acaba destruyéndolas. Por último, encontramos la fase carpófaga. Es la etapa más débil, ya que ataca directamente al fruto.

Las altas temperaturas del verano pueden ayudar a propagar la polilla del olivo. Otros métodos para erradicar esta plaga del olivo son tratamientos de control químico y medios biológicos, como liberar larvas de crisopa.

Mosca del olivo (Bactrocera oleae)

La mosca del olivo es una de las plagas más frecuentes que afecta al olivo entre los meses de abril y mayo, en primavera. Este insecto se alimenta de las sustancias azucaradas presentes en las flores. La mosca del olivo deposita sus huevos en las aceitunas, en las que se desarrollan las larvas. Estas dañan completamente la aceituna, produciendo una disminución de peso, calidad y rendimiento.

Al igual que ocurre con la polilla del olivo, las altas temperaturas y el ambiente seco del verano impiden el desarrollo de las larvas en las aceitunas. Para detectar la presencia de la mosca del olivo, es común utilizar un mosquero de cristal con una disolución química en su interior. Cuando el mosquero recoja a unas 25 moscas aproximadamente, se recomienda iniciar el tratamiento de la mosca del olivo. Se pueden utilizar tratamientos de control químico, trampas quimiotrópicas…

Cochinilla (Saissetia oleae)

Esta plaga del olivo suele aparecer cuando el clima es húmedo, especialmente, después de lluvias. Este insecto succiona la savia y los jugos del olivo y excreta azúcares en el interior de las hojas. Este hecho puede producir el desarrollo de la negrilla o tizne, una enfermedad característica del olivo que veremos más adelante.

Cuando la cochinilla se instala en el olivo, se reduce notablemente la capacidad fotosintética del árbol, al igual que disminuye la brotación y el crecimiento de los ramos.

Para erradicar esta plaga, se recomienda el uso de avispas, podas y productos químicos autorizados.

Barenillo (Phoeotribus scarabeoides).

A diferencia de las demás, esta plaga se produce por un escarabajo que se desarrolla en el interior de las leñas. Tiene mayor presencia cuando se realiza las podas del olivo, ya que se instala en los restos de las leñas de poda. Los síntomas de esta plaga es el debilitamiento del olivo y la caída de los órganos atacados, con su pérdida de producción correspondiente.

Es difícil de erradicar el barenillo, debido a su particular forma de reproducción y vida. Sin embargo, se recomienda a los agricultores eliminar los restos de leñas de poda para evitar la propagación de esta plaga.

Algodoncillo del olivo (Euphyllura olivina)

Este insecto chupa la savia y, por tanto, los nutrientes del olivo. Tiene este nombre porque las larvas que produce segregan una especie de cera blanca que cubre las hojas del olivo, las cuales parecen una capa de algodón.

Los daños de esta plaga no suelen ser de escasa consideración, por lo que no se recomiendan tratamientos preventivos.

Enfermedades del olivo

Aunque existen muchas otras enfermedades que pueden afectar al olivo, las más comunes y/o las que suelen preocupar más a los agricultores son las siguientes:

Aceituna jabonosa (Colletotrichum gloesporoides)

En épocas lluviosas y de gran humedad, como el otoño, aparece este hongo que afecta directamente al fruto. También puede afectar a las hojas o la madera del olivo, pero no es muy común. Este hongo elimina una toxina que provoca que las ramas se sequen.

La característica más evidente de que un olivo está sufriendo esta enfermedad es la mancha que aparece en el punto de entrada de la infección. Los daños que pueden ocasionar al olivo determinan directamente a la cosecha, con el debilitamiento del árbol y el enranciamiento del aceite.

Negrilla o tizne (Capnodium elaeophilum)

La negrilla o tizne es la enfermedad que aparece por la cochinilla. Como hemos dicho, la cochinilla excreta azúcares y este es el alimento de este hongo. Las consecuencias de la aparición de esta enfermedad son iguales que las que aparecen con la cochinilla: reducción notable de la capacidad fotosintética del árbol, disminución de la brotación y del crecimiento de los ramos.

Repilo (Spilocaea oleagina)

Esta enfermedad también se le conoce como ojo de gallo o vivillo y es una de las más importantes del olivo. Se efectúan manchas en las hojas, provocadas por la formación de conidias. Provoca un deterioro precoz del olivo y, por ende, de las aceitunas. Afecta directamente a la producción del olivo y acaba debilitándolos a lo largo plazo. No es común que afecte a las aceitunas.

Los climas lluviosos y las variedades sensibles sufren su incidencia y reducen la capacidad productiva del olivar. Las podas selectivas, la aplicación de abonos evitando el exceso de nitrógeno y la retirada o entierro de hojas enfermas también son medidas producentes contra el desarrollo de este hongo.

Tuberculosis o roña del olivo (Pseudomonas savastanoi)

Esta enfermedad se causa por un hongo y se desarrolla con más frecuencia en zonas húmedas. Se instala en heridas previas producidas en el tronco y en el tallo del olivo. Suele aparecer en ramas jóvenes, limitando la circulación de savia. Estas ramas son incapaces de producir y se secan.

Xylella Fastidiosa

Se le conoce popularmente como el ébola del olivo. En España, se detectó a finales de 2016, aunque sin grandes contratiempos. Es una de las enfermedades del olivar que más preocupan en la actualidad, debido a que no existe tratamiento.

Volver

Enfermedades y Plagas del Olivo
¿Te ha gustado el artículo?51

Últimas entradas:

Únete a nuestra newsletter

Recibirás ofertas y cupones descuento en tu bandeja de entrada. Además, te mantendremos al día de todas nuestras novedades e información de valor sobre el aceite de oliva.

Enviar